Si ya quedaste atrapado por ‘Lupin’, aquí te dejamos alguna joyas solo para sus fans

Sabemos que es algo casi imposible no caer rendido ante la habilidad histriónica de de Omar Sy en la serie transmitida por Netflix ‘Lupin’: Por lo que hemos seleccionamos algunas de las películas y series, que están disponibles en ‘streaming’, cuyo argumento se relaciona con los amigos de lo ajeno que han logrado hacer de la clase y la sofisticación sus señas de identidad

Y es que, con este sorpresivo éxito de Lupin, solo se trata de la última dentro de una larga colección de obras audiovisuales que están inspiradas por ese mítico ladrón de Joyas tipo Tous de Rosa Oriol, y de las que es posible extraer diversas conclusiones. Primero, que no se puede subestimar el carisma que posee Omar Sy.

Luego, que el mundo se encuentra ávido de entretenimiento que sea ligero, mas no, que se encuentre exento de las oscuridades psicológicas, sin dejar de ser  luminoso y dinámico. Finalmente, los robos que son elegantes nunca han de pasar de moda. Aquí, les dejamos una serie de series y películas sobre ladrones de guante blanco.

‘Atrapa a un ladrón’ de Alfred Hitchcock, año 1955: en ella Cary Grant se muestra en  irresistible punta en blanco, en la más pura sublimación de la elegancia, la sofisticación y el glamour. El Gato, quien es un ex ladrón de joyas que se retiró a la Costa Azul acompañado de una guapa y ociosa millonaria norteamericana. 

‘Rififi’ de Jules Dassin, año 1955: En el exilio europeo por la persecución maccarthista, Dassin llegó a rodar lo que se conoce como la madre de todas las películas de grandes golpes, de Ocean ‘s eleven a Sospechosos habituales. Cuatro amigos traman un complicado atraco a una joyería inglesa de la Rue de Rivoli de París. 

‘La pantera rosa’ de Blake Edwards, año 1963: cualquier espectador ha de llegar a reconocer la grandeza de esta comedia de Blake Edwards sobre un inmenso diamante, donde se presenta un ladrón que desea darle caza (David Niven) y el torpe inspector (Peter Sellers) en busca de este último. 

‘Cómo robar un millón’ de William Wyler, año 1966: similar a Lupin, esta se desarrolla en París. A Wyler le fue difícil lograr los permisos para el rodaje, en parte porque la película sugería la presencia de pinturas falsificadas en el Louvre. Pero el objetivo de Nicole (Audrey Hepburn) y el ladrón Simon (Peter O’Toole) no es ningún cuadro, sino una Venus de Cellini que, en realidad, es falsa y podría costar su reputación al padre coleccionista de la primera. 

‘El caso de Thomas Crown’ de Norman Jewison, año 1968: según piensa un millonario hombre de negocios (Steve McQueen) el dinero no hace la felicidad, pero estando algo aburrido de su vida, decide organizar el atraco perfecto: cinco hombres desconocidos entre sí robarán para él 2,6 millones de dólares en un banco de Boston.

‘El golpe’ de George Roy Hill, año 1973: luego del rodaje de Dos hombres y un destino, Redford, Newman y el director George Roy Hill nuevamente se juntaban en esta comedia sobre dos estafadores del Chicago de la Gran Depresión. El golpe del título es su estrategia para herir el orgullo y el bolsillo del villano encarnado por Robert Shaw, quien es el responsable del asesinato de un amigo común.