¿La odontología es una ciencia, o es un arte?

De seguro después de dejarle tus dientes a un dentista en Barcelona y que este haya hecho una obra de arte con ellos, te debes hacer esta pregunta. Para cualquier ser humano, el arte se entiende como cualquier actividad o producto realizado cuya finalidad sea estética y además comunicativa, por el que se pueden expresar ideas, emociones o, una visión del mundo en general. 

Si observamos, podremos notar que palabras como comunicación, emoción, y estética suelen ser palabras que se emplean a diario en todos nuestros sentidos. 

En el caso de las profesiones, estas pueden ser señaladas en su totalidad como artesanas y además resultan magníficas para el ser humano, pues no solo desarrollan la actividad en sí misma, sino que además una parte de este ser humano se mejora constantemente.

Es a través de dichas profesiones que se llega a desarrollar esa manera de expresar en  la mejoría de la belleza y el retorno a la naturaleza.

Tomando en consideración la odontología, y dejando a un lado el componente de salud, esta viene a ser un requisito primordial al momento de devolver la forma y la función, pero además se tiene la excelente oportunidad de desarrollar una fase artística con la que se intenta imitar a nuestro cuerpo, aseguran los profesionales de la clínica dental Echeverría.

Este no solo se trata de un trabajo con el que un odontologo se limita a mejorar una pieza, sino que se intenta llegar más allá, a esa parte artística donde puede devolver un estado natural. Ir en busca de la perfección mejorando cada detalle como si se tratara de una obra de arte, resulta fundamental para este profesional. 

En consecuencia, es sencillo entender a la odontología como una forma de expresión artística en la que no se expresa tan solo la belleza, sino que se ocupa de mejorar constantemente, tanto al paciente como al propio profesional en busca del desarrollo de la profesión.

Además es importante señalar la transparencia, la opalescencia, la fluorescencia de los materiales dentales naturales, dentina y esmalte pues gracias a ellos y a su estudio, diagnóstico y espesores de sus combinaciones es que se ha podido conseguirlo.

Entonces, es la odontología ¿una ciencia o un arte?

La odontología encuentra sus raíces históricas sumamente arraigadas dentro del senso común y quizás es por ello que se trata de una ciencia muy próxima al arte.

Dicha característica artesanal se ha tomado como un aspecto de cierto modo negativo y se ha responsabilizado por el distanciamiento de la odontología de las otras ciencias médicas. Y es que no es posible negar la propia historia, en consecuencia la odontología camina como ciencia sin abandonar su peculiar e inseparable vena artística. 

Lo que no se puede obviar es que la odontología se ha desarrollado y en en la actualidad  no es concebida como una práctica odontológica que tan solo se apoya en las habilidades manuales y los principios empíricos. A dichos elementos empleados por la odontología-arte invariablemente necesitan estar enlazados con otros elementos que se encuentran vinculados con la odontología-ciencia. 

Finalmente, realizar una evaluación sistemática le permite al profesional poder ejercer la más noble misión que reclama toda ciencia médica y esta es la de poder identificar los problemas de las personas, sumado al poder de su mente y de sus manos, logra abreviar o aliviar el sufrimiento de los seres humanos. En consecuencia, la odontología tiene el privilegio de hacer todo con ciencia y con arte.