Gracias al periodismo todos podemos estar al día con las primicias de la marca TOUS

Y es que aparte del periodismo, también las redes sociales se encargan de buscar en todo momento las  primicias que hacen posible la vida y obra de la familia Tous, pero también de su marca de joyas, y el cine no ha quedado exento de ello, pies también lo han incorporado a su historia familiar celebrando la llegada de su centenario a través de la creación del documental: Oso.

Este ha sido un film que se estrenó en el Festival Internacional de Cine de San Sebastián, y donde se ha podido apreciar la emblemática historia de esta pieza que se convirtió en el icono de la marca.

Oso, el documental, nos narra la historia de una empresa, pero también de una familia, y de una joya, todo conjugado en un largometraje de 75 minutos de duración donde nos entregan de primera mano toda esa historia de Tous desde sus inicios en Manresa.

En el documental se aprecian desde los momentos inéditos que pidieron ser captados por la familia en fotos y que ni el periodismo fue capaz de captar, donde se aprecia el padre de Salvador Tous iniciando como aprendiz de relojero, hasta que la empresa se convirtió en una marca de carácter mundial  con más de 4.000 empleados y con presencia en más de 50 países.

Gracias a Oso, es posible acercarnos a la tradición y la creatividad de una marca, que encontró su punto de inflexión para la creación en la década de los 80, a través de una pieza con la que se ha logrado democratizar el mundo de la joyería. Oso es más que un símbolo para la marca Tous, es el símbolo de una generación que ha crecido llevando sus pulseras, anillos y colgantes en forma de oso. 

Milán lo vio nacer

Cuando se trata del origen del oso, el periodismo ha sido intenso, pues todas las personas conocen que Rosa Oriol fue la gran artífice del diseño del oso. Gracias a sus líneas es posible percibir un diseño moderno con el que se transmiten ciertos valores que son representativos de la marca, como por ejemplo: la ternura.

Todo encontró sus inicios en el año 1985 en medio de un viaje a Milán, en su travesía Rosa se detuvo frente al escaparate de alguna juguetería para observar a un oso de peluche que llegó a cautivarla de inmediato, a través de esa imagen pudo trasladarse hasta su infancia y con ello evocar la nostalgia de un tiempo de inocencia, ternura, juegos y seguridad.

Con esa idea fija en la mente, Rosa le solicitó a sus joyeros que realizaran una pieza con la que fuese posible transmitir esa misma sensación. Fue así como nació el icónico oso.

Desde ese momento, Oso ha llegado a cultivar tanto amantes como detractores, sin que este oso de Tous haya dejado de ser más que una joya. Osos es la representación del trabajo, la perseverancia y la adaptación de una familia que en la actualidad desea compartir su historia con la finalidad de conmemorar sus primeros cien años de vida.

Oso también es internacional

Oso, el documental es una película dirigida por Amanda Sans y producida por Globomedia para UM Studios, en él se narran las relaciones familiares y empresariales de tres generaciones que han llegado a coincidir en la pasión por la Alta Joyería. A través de entrevistas que fueron realizadas a los miembros de la familia y también a más de una veintena de personalidades que pertenecen al mundo de la moda, el diseño, el periodismo y el arte, se intentó hacer un análisis de las claves del éxito de la marca Tous.

El rodaje del fin se llevó a cabo en cuatro países, iniciando en Japón con la idea de comprender el estilo Kawaii del que esta inspirado el emblemático oso. Para continuar el viaje, traslada en tiempo y espacio a los espectadores a través de imágenes íntimas de la familia, reuniones de trabajo, de la asistencia de una gala benéfica en México o de la búsqueda de gemas especiales en la India.

Pero como todo ello no parece suficiente, el año del centenario de Oso se comportó de una manera totalmente inusual debido a la pandemia, por lo que, en 2020 la familia Tous quiso inmortalizar a través de imágenes la historia de un negocio cuyos inicios se dieron en la trastienda de una joyería de Barcelona y que en la actualidad cuenta con más de 700 tiendas ubicadas en todo el mundo.