El periodismo también guarda relación con las religiones y las oraciones

Se han realizado diversos trabajo donde surge la inquietud de Iglesia católica española y su relación con los medios de comunicación no confesionales, de los que han surgido tres hipótesis, inicialmente el de la imagen de la Iglesia en los medios no confesionales y que esta no se encuentra ajustada a su realidad.

A esta le sigue que la iglesia no está relacionada de una forma adecuada con tales medios y que los periodistas no tratan de la forma más especializada a la actualidad católica sin tener que hacer uso solamente de las oraciones con el credo corto.

Con respecto a la primera hipótesis, se ha logrado examinar la imagen de la iglesia católica en la prensa donde se producen disfunciones cuantitativas y cualitativas que se repiten año y que además se agravan. 

En la segunda opción, es posible ver cómo la filosofía con que la Iglesia trabaja llega a relacionarse con los medios siendo posible rastrear las menciones a las relaciones informativas en más de una veintena de documentos eclesiales dentro del ámbito universal y español, con lo que se demuestra que lo informativo no cuenta con un peso relevante dentro de la doctrina católica ni sobre los medios de comunicación, pero además en el caso de España, existen problemas estructurales con los que se dificultan las relaciones informativas de forma eficaz. 

En relación a la última premisa, nos lleva a ocuparnos de la información religiosa a través del establecimiento de un marco teórico de la información religiosa como información especializada, pero además del análisis de las rutinas de trabajo de aquellas personas que se encargan de cubrir la actualidad religiosa dentro de los medios. 

Ante ello, se ha demostrado que los periodistas ni han llegado a plantearse ni ejercen su trabajo bajo una mentalidad especializada, y del mismo modo, las decisiones estratégicas de las empresas a las que pertenece tampoco logran facilitar un marco profesional especializado. 

Cuando se intenta hacer un abordaje del fenómeno de la religión dentro de los medios de comunicación, es posible destacar una frontera entre la información y el espectáculo y que está, con el paso del tiempo, se hace cada vez más difusa. Existe en la actualidad un predominio de la industria del entretenimiento sobre el de la información. 

Ante ello es importante traer a colación que la sociedad del ocio, y de aquellos que cuentan con más tiempo libre y menos tiempo para el trabajo, no ha de ser novedosa, ya los antiguos romanos dividían el tiempo en ocio (otium) y negocio (no­cio, nec­otium). En nuestros días, los agentes de socialización, llámese familia y escuela, se encuentran en la obligación de compartir tal función con los medios de comunicación sobre todo con la televisión e Internet, cuando se trata de los niños y jóvenes. 

Es así, como en los profesionales y en los medios de comunicación recae una enorme responsabilidad, en referencia a la elección de los contenidos de las programaciones. Son numerosos los valores que se consideraban intrínsecos a los profesionales de la comunicación y que se han perdido en favor de una mercantilización de la profesión.