El nuevo periodismo en los medios sociales

De la misma manera en que les ha sucedido a los conferencistas españoles como alex rovira conferencias que han tenido que acudir a las plataformas digitales, los periodistas print han tenido que modificar sus hábitos al tener que acudir al entorno online. En nuestros días el periodismo es casi en su totalidad multimedia, de lo que se deduce que de un periodismo que es multimedia, se origina un periodista multimedia. 

De acuerdo a una conferencia xavier sala i martin, las redes sociales han contribuido a conducir a los periodistas hasta ese perfil más multimedia, incluso a aquellos que se mostraban muy reticentes al manejo de los distintos formatos, por lo que han descubierto más posibilidades a través del uso de las redes. Ante ello, y de ninguna manera podemos dejar a un lado el concepto de lo que es ser periodista donde se involucra el conocimiento de lo que esta sucediendo, estar enterado del por qué ocurre y a quién. 

Entonces deberíamos preguntarnos ¿Para qué sirve un periodista?

De acuerdo a Juan Luis Cebrián, los periodistas sirven para procurar hacer bien las preguntas. Un periodista se comporta como un mediador en un mundo desintermediado, así como lo es el mundo online, aunque continúa siendo es bastante complicado de definir. A fin de cuentas, un periodista, ese buen periodista será un contador de historias, es solo un storyteller, alguien que se dedica a contar algo que ha pasado a los demás, sin importar si lo cuenta en papel, u online. 

Un periodista profesional significa que ha llegado a aprender a ser tan eficiente, meticuloso y rápido como le permite su talento. El reportero D. Randall en el prólogo a la primera edición de la obra: El periodista universal, señala que el objetivo de los buenos periodistas se encuentra relacionado con el sentido común: desarrollar un periodismo inteligente que esté basado en los hechos, que sea honesto en sus intenciones y en sus efectos, al servicio de la verdad discernible y de ninguna otra causa, pero además, que escriba con claridad para que ponerlo al alcance de todo lector potencial.

Tomando en consideración las anteriores premisas, es importante hacer un análisis de las características que debería tener todo periodista digital, y para ello debemos concentrarnos en la misma idea de ser ‘buen periodista’. Otros conocedores del tema, refieren que los buenos periodistas cuentan con ‘un olfato’ para las noticias, en parte ello se debe a un instinto que es innato, y en parte al fruto de su entrenamiento, con el que puede distinguir entre lo que resulta importante y lo que no lo es, lo que supone que asegurara la noticia informando todo aquello que vale la pena informar. 

Los ‘verdaderos profesionales’ también tienden a ser en extremo exactos, duplicando sus fuentes de información y son exigentes al momento de lograr un equilibrio entre opiniones que funcionan como rivales. Un buen periodista presenta valores y procedimientos con los que garantiza la buena fe al momento de informar sobre el mundo tal y como es.

Por ejemplo, en España la profesión periodística se encuentra escasamente o   nada regulada por las leyes, y menos lo está la de periodista digital o   ciberperiodista. Así es como, se debe apelar a la ‘mayor humildad’ que debe   asumir el ciberperiodista, que además hay que acotar, que cuenta con una formación básica que debe continuar recibiendo, mientras que el periodista   tradicional   se trata de la persona que se ocupa de filtrar y definir lo que es noticia.   

Finalmente, los periodistas deben estar capacitados al momento de explicar los hechos de una manera clara, pero con ciberperiodismo esta es una situación que se resquebraja. Ante ello, el nuevo periodista debe estar consciente de no renunciar en su misión de filtrar e informar. Pero ahora es consciente de que a los usuarios les llega la información por otras vías, por lo que debe saber que si antes se hacía  necesaria la humildad, con las TIC lo es todavía más. 

El gran reto que se le presenta al ‘periodista electrónico’ se enfoca en enriquecer la  información y en simultáneo garantizar el acceso del lector a la misma. En cuanto al periodista de las redes, reside en que este debe adaptarse a las nuevas fórmulas   interactivas sin obviar los antiguos postulados ofrecidos por el periodismo, un proceso donde participan programadores, diseñadores y periodistas.